miércoles, 25 de noviembre de 2009

El tiranosaurio Rex.

Uno de mis dinosaurios favoritos es el tiranosaurio Rex. La verdad, es que dan mucho miedo, sobre todo si están vivos. Esos dientes y garras tan afiladas dan mucho repelús. Algunos dirían que no da tanto miedo, pero si se encontraran con uno vivo la cosa cambiaría mucho.




Pero hoy en día no son más que fósiles de millones de años de antiguedad. Enterrados durante mucho tiempo esperando a ser encontrados.




Volvamos con los tiranosaurios, grandes depredadores de aquellos tiempos, y muy inteligentes cazadores.




Poseían unas escamas muy duras, lo que le permitía resistir algunos golpes y arañazos.


Como veis en esta imagen tenían aspecto de ser los duros de la selva, y lo eran. Aparte de su tamaño hay que tener en cuenta a sus mandíbulas y garras.



Las patas traseras le permitían moverse y desgarrar a sus presas, pero las delanteras le eran inservibles por lo cortas que eran.



imágenes obtenidas de google imágenes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada